Reflejos

MEDIDAS EXCEPCIONALES Y TEMPORALES RELATIVAS AL SECTOR DEL TURISMO EN EL AMBITO DE LA PANDEMIA DEL COVID-19

MEDIDAS EXCEPCIONALES Y TEMPORALES RELATIVAS AL SECTOR DEL TURISMO EN EL AMBITO DE LA PANDEMIA DEL COVID-19

MEDIDAS EXCEPCIONALES Y TEMPORALES RELATIVAS AL SECTOR DEL TURISMO EN EL AMBITO DE LA PANDEMIA DEL COVID-19

Decretado el estado de emergencia en todo el territorio nacional el día 18/03/2020 por el Presidente de la República, el Consejo de Ministros se apresuró a ejecutar esta declaración.

A pesar de la tempestad legislativa, con sucesivas rectificaciones de Ordenes, permanecía por regular la cuestión del turismo, siendo la excepción lo dispuesto en el artigo 11º del Decreto-Ley n.º 10-A/2020, de 13 de Marzo, que impidió la realización de viajes de fin de curso y similares, prescribiendo que “Las agencias u otras entidades organizadoras de los viajes previstos en el número anterior quedaban obligados al re agendamiento de los mismos, salvo acuerdo en contrario” (conforme lo subrayado)

Así, el día 17/04/2020 fue promulgado un Decreto-Ley que prometía solucionar estas cuestiones. Publicado el día 23/04/2020, se presentó el Decreto-Ley n. º 17/2020, donde el Gobierno admite la necesidad de proceder a mejoras respecto a los viajes de fin de curso y el facto de ser imprescindible aprobarse un conjunto de medidas, según los recortes causados en el sector del turismo, el cual desde el inicio se vio forzado a cancelar la actividad, sin fundamentación jurídica adecuada.

Este Decreto-Ley cuenta apenas con 6 artículos, subdividiéndose en los viajes organizados por agencias de viajes y turismo, en la cancelación de reservas en urbanizaciones turísticas y apartamentos de alojamiento local y en las relaciones entre agencias de viajes y turismo, operadores turísticos y las urbanizaciones turísticas y los apartamentos de alojamiento de local.

En lo que concierne a los viajes organizados por agencias de viajes y turismo, el artículo 3º estipula que aquellos que no sean efectuados o sean cancelados por el hecho imputable al contagio de la pandemia del COVID-19, y cuya fecha de realización tenga lugar entre el período de 13/03/2020 al 30/09/2020, – aquí llamamos la atención para la solución adoptada por el legislador, el cual, y bien, optó por referenciar la fecha de la realización del viaje y no por los posible pedidos de cancelación – confieren, excepcional y temporalmente, el derecho de los viajantes a optar por la emisión de un vale, “voucher”, emitido a la orden del portador y transmisible por mera entrega, de igual valor al pago efectuado por el viajante y válido hasta el 31/12/2021 o por el re agendamiento del viaje hasta el 31/12/2021.

A los viajantes que opten por la emisión del voucher, le es además garantizado el seguro que hubiera sido contratado en el momento de la adquisición del servicio de viaje, caso el mismo sea utilizado para la realización del mismo viaje, aunque sea en fechas diferentes.

Ante la eventualidad del voucher no ser utilizado hasta la fecha límite, 31/12/2021, tiene el viajante derecho al reembolso de ese valor en el plazo de 14 días. Lo mismo, ocurre para los viajantes que opten por el re agendamiento de viajes, o sea, caso el mismo no sea efectuado hasta el día 31/12/2021 ingresa el derecho al reembolso en el plazo infra mencionado.

Estas resoluciones fueron expresamente ampliadas a los viajes de fin de curso y similares, que cuentan con las mismas soluciones jurídicas presentadas.

Asegurando todavía más los derechos de los consumidores el legislador estipulo que el incumplimiento imputable a las agencias de viajes y turismo, en el ámbito de estas medidas, confiere a aquellos el derecho de accionamiento del fondo de garantía de viajes y turismo.

Para los viajantes que se encuentren en situación de desempleo está prevista la posibilidad de que los mismos puedan pedir hasta el día 30/09/2020 el reembolso de la totalidad del valor despendido, que deberá ser efectuado en el plazo de 14 días. Queda, así, en abierto la respuesta a la cuestión de saber cuál será la fecha relevante para que el desempleo sea considerado, siendo cuestionable la solución para el caso de los consumidores ya se encuentren desempleados a la fecha de la reserva y la adquisición de los viajes.

Estas soluciones fueron extendidas a los huéspedes cuyas reservas de servicios de alojamiento en urbanizaciones turísticas y en apartamento de alojamiento local en Portugal, con o sin servicios complementarios, en la modalidad de no reembolso de las cantidades pagadas, efectuadas directamente por el huésped en la urbanización o apartamento o a través de plataformas en línea, para el período de 13/03/2020 a 30/12/2020, que no sean efectuadas o que sean canceladas por hecho relacionado con la declaración de estado de emergencia decretado en el país de origen o en Portugal o, todavía, con el cierre de fronteras imputable al contagio de la pandemia del COVID-19.

Por fin, y respecto a las reservas de servicios de alojamiento en urbanizaciones turísticas y en apartamentos de alojamiento local situados en Portugal, para el período de 13/03/2020 a 30/09/2020, efectuados por agencias de viajes y turismo u operadores turísticos, portugueses o internacionales a operar en Portugal, que no sean efectuados o que sean cancelados por el hecho relacionado con la declaración de estado de emergencia decretado en el país de origen o en Portugal o todavía con el cierre de fronteras imputable al contagio de la pandemia del COVID-19, en la modalidad de no reembolso de las cantidades pagadas confieren a esos operadores el derecho de crédito del valor no utilizado.

Ese crédito debe ser utilizado para la liquidación de costes en cualquier otra reserva de servicios junto a la misma urbanización turística o del mismo apartamento de alojamiento local hasta el día 31/12/2021, siendo que en la imposibilidad de incumplimiento o imposibilidad de cumplir esta fecha límite, el valor del depósito debe ser devuelto en el plazo de 14 días.

Porto, 23 de Abril de 2020